sábado, 23 de agosto de 2014

FINISTERRE (LA CORUÑA)



Finisterre  (en gallego y oficialmente: Fisterra)  es un municipio español de la provincia de La Coruña, en Galicia. Pertenece a la comarca de Finisterre. Su nombre deriva del latín finis terrae (el fin de la Tierra).
Tiene una población de 4.995 habitantes (INE 2010).

Los orígenes de Finisterre se pierden en la oscuridad del tiempo, pero existen datos de su existencia por la singularidad geográfica de este enclave que atrajo la atención de los geógrafos e historiadores grecorromanos, aunque los datos aportados por estos carecen del rigor de la historiografía moderna. Se puede mencionar un párrafo de [[Lucio Anneo Floro]], de finales del S. I, en el que afirma que [[Décimo Junio Bruto Galaico|Décimo Junio Bruto]], tras recorrer toda la costa del Océano como vencedor, no regresó hasta contemplar, no sin cierto horror y miedo de cometer un sacrilegio, como el sol se precipitaba en el mar y una llamarada salía de las aguas. Este espectáculo lo pudo haber visto desde el Monte del Cabo de Finisterre. Según cuenta la tradición que en este monte los romanos encontraron un altar al sol ('''''Ara Solis''''') construido ahí por los pueblos que habitaron estas tierras antes de la romanización. En este monte se encuentran los restos arqueológicos de Vilar Vello que aún no han sido excavados ni estudiados, así como la ermita de San Guillermo muy relacionada con la cristianización de unos lugares paganos destinados a los ritos de la fertilidad.

martes, 19 de agosto de 2014

Las Tullerias (París) Aristide Maillol


Aristide Maillol nació en Banyuls-sur-Mer, 8 de diciembre de 1861 y murió en Banyuls-sur-Mer, 27 de septiembre de 1944. Desde muy joven muestra gran afición por el dibujo; a los trece años pinta su primer cuadro. A los 18 años publica una revista, La Figue, de la que es el único redactor, impresor, ilustrador y finalmente el único cliente. Estudió desde 1882 hasta 1886 en la Escuela de Bellas Artes de París y se dedicó a la pintura, al grabado y a los tapices antes de encontrar su verdadero camino como escultor, siendo discípulo en París de J. L. Gérome y de A. Cabanel.
Expuso en el Salón de Artistas Independientes desde su fundación (1884). Gracias a su amistad con Bourdelle, reveló un concreto interés por la escultura, particularmente por la de Rodin. En 1893 creó en Banyuls un taller de tapicería, caracterizado por la excelente calidad de las lanas y por trabajar con colorantes únicamente vegetales, hechos en el propio taller. También trabajó la cerámica.
Hacia 1900 su arte escultórico estaba aún ligado a Vuillard, Bonnard y Matisse, pero el contacto con la escultura egipcia, india y clásica centraron su gusto por los volúmenes macizos:
De su serie de monumentos conmemorativos destaca el dedicado a Cézanne (1912-1920). Maillol fue además un gran artista del libro; gracias al conde de Kessler fundó la papelería de Monval e ilustró las Bucólicas de Virgilio (1927) y Canciones para ella de Verlaine (1939).

Sus obras se caracterizan por su volumen y realismo sencillo. Maillol, estuvo influido sobre todo por el arte clásico griego. Se dedicó casi en exclusiva al desnudo femenino y las figuras que creó suelen representar a mujeres contundentes, con un aspecto muy terrenal. Las actitudes, formas y modelos recreadas por Maillol tenían gran fuerza pero no eran nunca rebuscadas y los rostros expresaban por lo general emociones de seriedad impasible o de serenidad. Buscaba más la perfección que la originalidad, y su estilo experimentó pocos cambios durante su carrera.
A partir de 1895 se orienta hacia la escultura, al tiempo que se interesarse por la tapicería. En 1896 decide preparar él mismo los tintes para sus tapices y sale "en busca de las plantas indispensables para su preparación. Unido de un manual Roret y de un viejo libro "muy curioso",prestado por un farmacéutico, partió en búsqueda, a las montañas que rodean a Banyuls, acompañado de un viejo herborista. Pero la verdad vale más que la leyenda en este caso. "El viejo herborista era, en realidad, una linda muchacha, que pronto sería la señora Maillol": Clotilde Narcisse.
Ese año nace su hijo Lucien y la familia se instala en Paris, donde encontrará el grupo de los nabis. En esta época de penurias hace amistad con el escultor Émile Bourdelle, con el pintor Paul Gauguin y con Daniel de Monfreid,"el escultor nato más que pintor".
A pesar de la aceptación de sus tapices, su ejecución le afecta la vista obligándole a abandonar definitivamente este arte. Desde entonces se dedica casi exclusivamente a la escultura, muy influenciado por su amigo Gauguin, sus esculturas tienen un carácter a la vez solemne y sencillo, con un gran equilibrio y siempre enmarcándolas en figuras geométricas, centrándose en el desnudo femenino.
Maillol muere el 27 de septiembre de 1944, en Banyuls-sur-Mer, a consecuencia de un accidente de tránsito, acaecido diez días antes, cuando regresaba de visitar al pintor Raoul Dufy en Vernet-les-Bains. Sólo 10 personas asisten a su entierro en el cementerio local.

lunes, 11 de agosto de 2014

LA GARGANTA (CÁCERES) Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Restaurada en los últimos tiempos, conserva integros los elementos que la convierten en una joya singular, pues dentro de su estilo gótico incorpora soluciones arquitectónicas singulares, como la falsa bóveda de ladrillo
Una sola nave

Desde el siglo XV disfrutamos de nuestra Iglesia de la Asunción, de una sola nave rectangular y tres ábsides circulares.

Torre de planta cuadrada y falsas bóvedas

Los gruesos paramentos de piedra tosca se rematan con falsas bóvedas de ladrillo, como hacían los pastores extremeños con sus garnachos. A falta de una, tenemos tres. Otra singularidad de esta joya arquitectónica.
Los arcos rebajados, de granito, van apoyados sobre pilares con zapatas, para sostener la cúpula a lo largo de la neve
Y algunos tesoros artísticos

Una preciosa Cruz procesional de plata y panes de oro, datada en siglo XV y atribuida a la escuela del Maestro Juan de Arfe, un cuadro de Nuestra Señora, de arte virreinal y datado en el Siglo de Oro, un precioso retablo barroco de la escuela castellana, son, entre otros, algunos de los tesoros que enseñamos orgullosos a nuestros visitantes

viernes, 1 de agosto de 2014

COPENHAGUE (DINAMARCA) Canal de Nyhavn


Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague Es una de las zonas más populares de la ciudad de Copenhague, tanto para los habitantes de la ciudad como para los turistas. Un lugar ideal para dar un paseo y tomar algo en los numerosos bares y cafeterías.

Nyhavn (nuevo puerto) fue construido a finales del siglo XVII como un canal que permitía el acceso directo al mar desde la antigua ciudad de Copenhague. Con el tiempo se fue convirtiendo en la zona donde vivían los pescadores y marineros. Y más adelante en un barrio de mala fama. La expansión de la ciudad hacia el mar acabó absorviendo el Nyhavn, que ahora forma parte del centro de Copenhague. El Nyhavn actual es un canal precioso, jalonado por las típicas casas con fachadas de colores (algunas de ellas datan de 1681) que dan lugar a una de las más conocidas postales de Copenhague. En el canal suelen estar atracados numerosos barcos de madera, que contribuyen a crear una atmósfera especial que nos lleva al pasado.

El ancla situada al comienzo del canal es un monumento en memoria de los marinos daneses que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde Nyhavn parten excursiones en barco que recorren la ciudad de Copenhague a través de sus canales. Es una forma muy bonita de conocer algunos de los monumentos y edificios más representativos de la ciudad. Nyhavn es además una zona ideal para pasear y tomar unas cervezas en las terrazas (si el tiempo lo permite) o en el interior de los bares, pubs y cafeterías de diferentes estilos que podemos encontrar en esta calle.


 http://www.viajeadinamarca.com/cubic/ap/cubic.php/doc/Nyhavn--el-canal-mas-famoso-de-Copenhague-261.html#sthash.IZ475Sf4.dpuf

PATONES (MADRID)


El nombre de  Patones proviene del apellido que tenían sus fundadores que era Patón. Hasta el siglo pasado el pueblo se llamó Los Patones en alusión a sus primeros habitantes.

La  noticia de esos primeros fundadores de Patones se da en Uceda en un padrón de 1527 en el que se enumeran los vecinos que contribuyeron en la reparación de un puente sobre el río Jarama y que tenían el apelllido Patón.

Posteriormente, en 1555 hay un nuevo padrón que se conserva en el Archivo de Simancas que menciona la alqueria de la Hoz de los Patones (hoy Patones de Arriba) integrada por 7 vecinos.

Cita al mismo tiempo la alquería de los Pradales que hasta casi nuestros días era considerada por la leyenda como el origen del actual Patones, lo cual es falso, pues las dos poblaciones fueron habitadas al mismo tiempo.

Los habitantes de los Pradales se bajaron a Patones en fechas desconocidas que algunos situan en el Sigo XVIII.

Se puede decir entonces que Patones nació entre 1527-1555.

En 1687 aparece la existencia del Rey de los Patones.

Se trata de la visita que hizo el Rey al Cardenal Moscoso a su paso (1653) por Torrelaguan para pedirle la construcción de una ermita en el pueblo.

El Rey era una especie de alcalde ojuez de Paz, y como dicen los documentos clásicos, sería un anciano que administraba justicia entre los vecinos.

Se dice que cuando el rey Carlos III se dirigía  a estos personajes lo hacía refiriéndose al rey de los Patones.

Patones desde su origen perteneció a la Villa de Uceda y estuvo bajo su jurisdicción hasta 1769 cuando consigue la independencia del lugar, reinando Carlos III.

Por aquél entonces, Patones era tratado por Uceda como un barrio lejano olvidado para todo salvo para cobrar impuestos.

Hacia 1769 aproximadamente se hace llegar a Carlos III un memorial donde exponían su situación de olvido  y pedían el título de lugar o aldea, que incluía tener un término municipal  propio.

El 3 de Agosto de 1769 se les concede el título de lugar o aldea independiente de la Villa de Uceda. 
Una vez conseguida la independencia de la Villa de Uceda  y pueden tener alcalde propio, algunos de los alcaldes siguen perteneciendo a la familia Prieto.

La familia de los Prieto tenía  la prerrogativa  de ser la que administraba  justicia y gobernaba hereditariamente, eligiéndose para tal objeto al varón  mayor de ella, al que llamaban rey.

En el S.XIX también será importante la guerra de la Independencia que, según la leyenda no había afectado al pueblo.

Se pensaba que debido a su situación había quedado oculto y no había sido visto por los franceses.

Esto no sólo es falso, sino que existen documentos en el archivo municipal que dan cuenta de los tributos pagados a los destacamentos franceses cercanos: en concreto hay un legajo que muestra el pago de una vaca y la asignación de 50 libras de carne al destacamento francés de Torrelaguna.

Sin embargo, uno del los hechos más importantes que afecta a patones durante este Siglo XIX son las primeras obras de canalización de agua a Madrid a partir de entonces, denominado Canal de Isabel II. Se construye la presa del Pontón de la Oliva y se van realizando alguno de los tubos y acueductos que hoy se pueden ver por los barrancos de Patones, Torremocha y Torrelaguna.

En el Siglo XX de forma paulatina los habitantes de Patones fueron descendiendo  de Patones de Arriba al llano donde se fue construyendo el nuevo núcleo.

El traslado se generalizaba en los años 60.

La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) para Patones de Arriba le otorga la máxima protección que contempla la ley de Patrimonio Historico Español