sábado, 27 de diciembre de 2014

FLAM (NORUEGA)


Flåm es un pueblo noruego de unos 500 habitantes, situado al final del fiordo Aurlandsfjord, que es a su vez un brazo del Sognefjord. La ciudad se sitúa en el municipio de Aurland, en la provincia de Sogn og Fjordane, Noruega.

El nombre Flåm está documentado en 1340 como Flaam. Deriva del dativo plural del noruego antiguo flá, que significa "llanura, lugar llano", referido a las llanuras inundadas por el río Flåm.
El pueblo de Flåm es un popular destino turístico desde finales del siglo XIX. En la actualidad recibe aproximadamente 450.000 visitantes al año. Las principales atracciones incluyen la salida en barco por los fiordos y el Flåmsbana, un tren que recorre los 20 kilómetros entre Flåm y Myrdal, siendo una de las vías férreas con mayor desnivel del mundo (incluyendo en su recorrido varias espirales). Una antigua estación de tren acoge un museo dedicado al Flåmsbana. La ruta Rallarvegen, que une Haugastøl conVoss, es también uno de los principales atractivos turísticos, especialmente para los ciclistas.

El acceso en coche a Flåm se puede hacer por la ruta europea E16 que une Oslo y Bergen.

jueves, 11 de diciembre de 2014

RONCESVALLES (NAVARRA)


Roncesvalles (en euskera Orreaga y oficialmente Orreaga/Roncesvalles) es un municipio español de la Comunidad Foral de Navarra, situado en la merindad de Sangüesa, en la comarca de Auñamendi y a 47 km de la capital de la comunidad,Pamplona. Su población en 2013 fue de 26 habitantes (INE).
El puerto de Roncesvalles correspondía antiguamente al collado axial de Ibañeta (1.066 m), vía de paso natural que se utilizó desde la prehistoria para acceder a la península ibérica. El punto de mayor altitud del municipio es la cima del monteOrzanzurieta con 1.567 msnm.
Las casas e instituciones religiosas y de atención a los peregrinos jacobeos se hallan en el pueblo de Roncesvalles, situado al pie de Ibañeta, donde arranca la famosa llanada en la que los cantares de gesta ubican la batalla contra los carolingios. Roncesvalles, al cabo del tiempo, sigue siendo enclave fundamental para los peregrinos del Camino de Santiago. Por Ibañeta y Roncesvalles entra el llamado Camino Francés, el mismo que recorrió Aymeric Picaud en el siglo XII, el cual se funde en la villa de Obanos, muy cerca de Puente la Reina, con el otro que procede del Somport de Huesca, también en los Pirineos, conocido por Camino Aragonés.
El municipio de Roncesvalles limita por el norte, en el collado de Ibañeta, con el de Valcarlos, municipio navarro transpirenaico, y por el sur con el de Burguete, la que fue primera población de la comarca, llamada entonces Burgo de Roncesvalles. Al este limita con el municipio de Orbaiceta.

Roncesvalles fue de siempre vía de paso obligatoria para entrar en la Península Ibérica. Por Roncesvalles penetraron fundamentalmente los celtas, los bárbaros (409), los godos que se establecieron a lo largo de la cuenca del Duero, y naturalmente el rey Carlomagno con el más poderoso ejército del siglo VIII, camino de la ciudad de Zaragoza. Carlomagno, dado que fue derrotado en Zaragoza, decidió, camino de su reino, reducir a ruinas la capital de los vascones, Pamplona. Fue al regreso, en los Pirineos, entre el collado de Ibañeta y la hondonada de Valcarlos, donde hubo de sufrir una contundente emboscada por partidas de nativos vascones, a los que les resultó fácil provocar un descalabro general a base de lanzar rocas y dardos. La Chanson de Roland, escrita en algún lugar de Francia hacia finales del siglo XI, concibió el desastre en el llano, entre Roncesvalles y la villa de Burguete, y los atacantes ya no eran vascones, sino sarracenos, quienes en realidad nunca llegaron a expandir sus dominios tan al norte.