lunes, 20 de junio de 2016

PUENTE DE LA TORRE (LONDRES)


El Puente de la Torre, en inglés Tower Bridge, es un puente levadizo situado en Londres que cruza el río Támesis. Se sitúa cerca de la Torre de Londres, la que le da su nombre.
Durante la segunda parte del siglo XIX, el desarrollo económico en el este de Londres llevó a la necesidad de un nuevo paso sobre el río, más abajo del Puente de Londres. No se podía construir el tradicional puente fijo debido a que cortaría el acceso al puerto que en esa época se situaba en el Pool of London (el Puerto de Londres original), entre el Puente de Londres y la Torre de Londres. Un túnel bajo el TámesisTower Subway, fue inaugurado en 1870, pero sólo servía para tráfico peatonal.
En 1876 se creó un comité especial para encontrar una solución al paso sobre el río, que convocó un concurso para elegir el diseño del futuro puente. Más de 50 diseños fueron propuestos, incluido uno de Sir Joseph Bazalgette. La evaluación de los diseños estuvo rodeada de controversia, y no fue hasta 1884 cuando el creado por Horace Jones, el Arquitecto de la Ciudad, fue aprobado.
El diseño de Jones era un puente levadizo de 244 m de longitud y 7 m de anchura, con dos torres de 65 m de altura. La distancia central de 61 m entre las dos torres se divide en dos levas, que pueden elevarse hasta un ángulo de 83 grados para permitir pasar el tráfico fluvial. A pesar de que cada leva pesa más de 1000 toneladas, están contrapesadas para minimizar la energía requerida para elevarlas, lo que lleva un minuto. El mecanismo hidráulico original utilizaba agua a presión almacenada en seis acumuladores. El agua era bombeada dentro de los acumuladores mediante motores de vapor. Actualmente, la maquinaria hidráulica original todavía abre el puente, aunque ha sido modificado para utilizar aceite en lugar de agua, y motores eléctricos han sustituido el lugar de las máquinas de vapor y los acumuladores. El antiguo mecanismo está abierto al público. El puente puede cargar más de 2000 toneladas.